viernes, 18 de octubre de 2013

"La Máquina del Juicio Final" de Raúl Montesdeoca

      Con motivo de la celebración del Eurosteam el pasado 28 de septiembre, Dlorean Ediciones ha apostado fuerte por el steampunk publicando nada menos que tres novelas enmarcadas dentro de este subgénero de la ciencia ficción, una de las cuales es la que vengo a reseñar aquí.


      "La Máquina del Juicio Final" es la primera novela protagonizada por Patrick Steed y Asa Ishikawa, la singular pareja de agentes secretos (matrimonio además), que presentó Raúl Montesdeoca hace tan solo unos meses en el primer número de la serie Weird Tales publicada por Action Tales, relato que muy acertadamente ha sido también incluido en este libro a modo de anexo. Y desde luego, estoy seguro que ninguno de los lectores que disfrutara con la lectura de aquel número vaya a sentirse ahora defraudado con este libro.

      "La Máquina del Juicio Final" es una novela de aventuras pura y dura en la que la acción es la verdadera protagonista desde el mismísimo inicio del primer capítulo, y donde resulta evidente que su autor tiene bien claro qué es lo que ha venido a contar. La pareja protagonista reúne las condiciones necesarias de ingenio, habilidad y capacidad de combate para poder embarcarlos sin problema en un viaje por medio mundo en el que hallarán enemigos deseosos de matarlos y/o capturarlos casi en cada esquina, mientras se enfrentan incluso a fuerzas supuestamente en su propio bando que harán todo lo posible por hacerles fracasar en su misión. Un auténtico festival de la aventura por la aventura en el que Raúl que se detiene lo justo para caracterizar a sus personajes de manera que a uno le importe lo que les ocurre, aunque sin detenerse nunca más de lo necesario antes de lanzarlos hacia su siguiente explosión de adrenalina.

      En esta novela podemos encontrar dos líneas argumentales independientes pero entrelazadas que reciben un tratamiento desigual: mientras que la que tiene que ver la misión de nuestros protagonistas (y que da título al libro) se resuelve al concluir la novela, aunque dejando algún cabo suelto que podría (y debería) resolverse en otra historia, la resolución de la segunda queda claramente en el aire, y a pesar de su peso en la novela, realmente no obtenemos más que una presentación de la misma y la primera parte de su desarrollo. Entiendo que "La Máquina del Juicio Final" ha sido escrita con vocación de continuidad, y como una serie pulp de las buenas, esto es sólo la primera entrega de las que se preven serán numerosas aventuras protagonizadas por Steed & Ishikawa. Sin embargo, debo confesar que no me gusta demasiado encontrar este enfoque en un libro, y aunque suelo ser "permisivo" con el hecho de dejar cabos sueltos que puedan ser retomados en futuras historias, cuando a un subargumento se le otorga el peso que se le ha concedido a esta segunda línea argumental que comento en una historia, pienso que éste debe resolverse, aunque sólo sea de forma provisional si más adelante se decide seguir tirando de ese hilo. No es por ser agorero, pero creo que lo mejor a la hora de escribir una novela es hacerlo pensando en que quizá nunca tenga una continuación, y por si acaso, dejarlo si no todo, casi todo, bien atado. O al menos ésa es mi opinión.

      Al margen de ese detalle que comento, el desarrollo argumental de la historia me ha gustado bastante, principalmente porque tiene un ritmo tan frenéticamente conseguido que te engancha antes de que te des cuenta y te hace leer el libro del tirón (sólo me ha durado cuatro días), y por otra parte, no resulta predecible y encierra varias sorpresas que incentivan en gran medida su lectura. Eso sí: entiendo la decisión editorial de relegar la historia de presentación al final del libro como anexo (pues al fin y al cabo, la novela es la auténtica protagonista aquí, y ese relato ya está disponible de forma gratuita en Action Tales), pero lo cierto es que se trata de un prólogo en toda regla de la novela, y una vez leído, me he dado cuenta de que hubiera preferido hacerlo en primer lugar.

      En definitiva, "La Máquina del Juicio Final" es una excelente lectura que dudo mucho que decepcione a ningún amante de la novela de aventuras salpicada con esos detalles de ciencia ficción y fantasía que tanto nos gustan, y en la que los únicos defectos que he encontrado realmente no entorpecen en nada su disfrute... siempre y cuando Raúl Montesdeoca nos siga ofreciendo nuevos relatos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada